lunes, octubre 22, 2007

Bancaja Enpal Segorbe 66 - 56 Espacios Habitables Altura

El entrenamiento de la tarde del viernes, antes del partido, se hizo casi premonitorio; sabíamos que el partido iba a ser una guerra y no nos equivocamos. Charlamos sobre que sería un partido duro, que nos iban a dar leña como todos los años nos pasa, que saldrían extra-motivados y no supimos (o no nos dejaron) plantear una batalla de igual a igual.
El partido comenzó con nosotros algo fallones, como viene siendo de costrumbre, y el Segorbe anotando con cierta fluidez, aunque el rebote en ambos tableros era nuestro sin discusión; fueron los únicos minutos en que nos pudimos acercar a dos metros del aro, porque a partir de ahí era poco menos que imposible entrar en la zona. El Segorbe defendía muy encima, rozando siempre la falta, metiendo manos por todos lados, repartiendo a diestro y siniestro y atacando bastante bien, tanto contra zona como contra individual Al final de este primer cuarto, el Segorbe se nos había ido aunque sabíamos que era complicado que ellos lo hicieran mejor y nosotros estábamos tocando fondo. Más por casta y por rabia que por baloncesto, conseguimos acercarnos, remontando una desventaja que rondaba los 15 puntos, e incluso llegamos con opciones de ponernos por arriba al descanso, aunque finalmente caíamos por tres puntos en este momento del partido. Parecía que la táctica del Segorbe de frenar una y otra vez a los jugadores del Altura con faltas no podía continuar mucho tiempo más, porque habría sido materialmente imposible mantener a gente en cancha con ese ritmo de faltas; es ahí donde a los colegiados les vino grande el partido, quizás no estaban listos para afrontar un partido de estas características y en la segunda parte comenzaron a barrer para a casa, hecho que acabó por desquiciarnos en el último cuarto, cuando el criterio variaba considerablemente a ambos lados de la cancha (en la segunda mitad nos pitaron varias veces pasos o dobles que sólo vieron ellos, por no hablar del criterio a nivel de faltas). Al final, y pese a que pueda parecer ilógico, un jugador de Segorbe increpó a uno de los nuestros, y el final del partido se enrareció un poco. Es extraño que un equipo que juega al límite de lo permitido, que hace 40 faltas (una falta por minuto de juego), que termina con 5 expulsados, insulte a un jugador rival por una falta tratando de hacer un tapón, en fin...
Y pudimos vencer, pese a fallar 33 tiros libres, pese a hacer un partido horroroso, pese a que ningún jugador nuestro estuvo inspirado, pese a los árbitros, pese al ambientazo en contra, pese a todo, llegamos al final con opciones de triunfo.
Los anotadores fueron: Paco 11, Juan Carlos 10, Salva 9, Luis 6, Bernardo 5, Miguel Ángel 5, David 3, Agus 2, Javi Sellés 2, Javi Salvia 2, Ángel 1. También jugó Luchi.
El próximo Domingo jugamos a las 16:30 horas, en el Pabellón del Barrio del Cristo, frente al CB Peñarroja.

10 comentarios:

Bernardo dijo...

Creo que el sábado batimos un récord: el de tiros libres lanzados en un partido: nada menos que 60. Tal vez también el de fallados: 33. La táctica del Segorbe de hacer faltas a diestro y siniestro le fue bien ..., pero en gran medida por nuestra culpa, claro, por no meter los tiros libres. Visto que era imposible jugar al baloncesto y que el partido estaba en los libres, había que meterlos y ya está, pero fallamos. Y no es normal tanto fallo. Salvador hizo 1 de 8, Paco 4 de 10, Javi Sellés 2 de 6, por poner ejemplos de jugadores muy seguros desde la línea.
El consuelo que nos debe quedar es que pese a eso se pudo ganar, algo incríble. Y que no podemos hacer sino mejorar.
El Segorbe nos superó en juego de equipo y físicamente. Nosotros hemos de mejorar mucho en esto, porque en ataque lo fiamos casi todo a la iniciativa individual. Habíamos hablado y trabajado este tema en los entrenamientos, pero a la hora del partido no salió nada. La dura defensa y las faltas constantes no nos dejaron poner en práctica algunas cosas. Su defensa era muy dura, intentando impedir cada pase, con manos, cuerpo, faltas, y en ataque hacían muchas pantallas en movimiento. Los árbitros pitaron muchas faltas, pero aún se dejaron mucho por señalar, especialmente estas últimas. En estas categorías prima en muchos árbitros el "dejar jugar", es decir, el pitar lo mínimo, y con eso lo que se consigue realmente es que se favorezca el juego duro y tosco y se beneficie al rival que más leña da.

Anónimo dijo...

Muchos palos y muchos gestitos al final del partido que no valían para nada, bueno si, para calentar al rival. ¿Estos niñatos de mierda no saben que tienen que venir a jugar a Altura? Que no se preocupen, que ya notarán el aliento de nuestros hinchas en le nuca en el partido de vuelta, allí veremos quien hace los gestitos y quien se giña en los pantalones. Hay que saber perder y saber ganar también, sobraba tanta gilipollez y tanta bravuconería al final del partido. Sólo un equipo de medio pelo hace 40 faltas en un partido, alguien que baloncestísticamente no tiene respuesta y se dedica a repartir estopa todo el partido, LAMENTABLE.

Bernardo dijo...

Más datos: en la primera parte lanzamos 37 tiros libres y fallamos 22. Pese a eso sólo íbamos tres puntos abajo. Y es que el Segorbe, después de un primer cuarto arrollador en anotación, con cinco triples y 27 puntos, en el segundo sólo metió 8, y triples sólo metería dos más en el resto del partido, el último, por cierto, decisivo de José Martí.
Para hacernos una idea de la gran cantidad de faltas cometidas por los segorbinos baste señalar que, por ejemplo, en el primer partido de liga nosotros hicimos contra el Burriana 16 faltas en total; el Burriana 28, que ya son bastantes, y lanzamos 32 tiros libres.
En fin, no pasa nada. Queda mucha liga. Lo que ocurre es que parece que con el Segorbe hay una especie de miniliga comarcal y duele más perder. También gusta más ganar. Parecía que nosotros éramos los favoritos a la victoria por nuestra plantilla, en cambio son ellos los que estuvieron el año pasado año en esta categoría, después de haber descendido de Segunda Autonómica la tira de años. El Espacios Habitables Altura, sin embargo, subió de la inferior.
Por otro lado, me gustaría destacar el gran partido hecho por Juan Plasencia, todo un veterano nacido en el 67, demostrando que los años, si te cuidas, no se notan. A algunos lo que sí se les nota es la barriga.

aficionado dijo...

Sabía que el partido iba a ser reñidó, como todos los memoriales que habeis jugado contra el Segorbe.Pero realmente al Segorbe le funciona la táctica que tiene, dar guerra en defensa y ataque, y desde luego los árbitros a favor.
Pero bueno nada mas empezar el partido yo ya sabía que perderíais porque la verdad tenias un mal día, ya que algunos triples se salian de dentro.De todas formas mi opinion es que deberiais atacar de otra manera mas en equipo y no tan individual como lo hicisteis.
Bueno no os preocupeis porque no pasa nada, a la vuelta le dareis su merecido.
Suerte para el próximo partido!!!

luismi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
SELLESOVIC dijo...

Creo que no tiene sentido incidir tanto en el juego duro del Segorbe, ni en los tiro libres fallados, al baloncesto se puede jugar de muchas formas y esa es una, totalmente legítima y más cuando hay dos arbitros que deciden. El partido lo perdimos nosotros y espero que valga como una cura de humildad para todos. Cuando ganamos todo es maravilloso y cuando vamos perdiendo en un partido, todo son reproches sobre si no toco bola, si te has tirado tres seguidas, si me cambias porque he hecho una falta, en fin, nada que no sepaís ya todos los que formaís el equipo.
Por desgracia, esto es así, y este año vamos a tener, varios partidos de este tipo,tenemos que aprender a apoyar y no criticar cuando se falla, a pensar los que más juegan en los que menos juegan cuando se cambian,en resumen a ser más compañeros en todos los partidos y no sólo cuando se gana.
En fin es mi opinión. Un saludo

Floro dijo...

Javi, el partido lo perdimos nosotros porque fallamos muchos de los muchísimos tiros libres a los que nos forzaron a tirar los del Segorbe con su táctica de faltas y juego duro. Esa es la clave y está clarísimo. porque pese a cómo jugamos, al las individualidades a veces excesival, al descontrol, pese a todo hubiéramos ganado de haberlos anotado.
Yo sinceramente veo mejor ambiente este año que ninguno y más ganas. Luego pasa que no todo el mundo juega los mismos minutos ni tira tanto en ataque como otros, o hay otros que defienden o corren más, pero eso ocurre aquí y en todos los equipos. En fin, ya hablaremos.

luismi dijo...

No hay que echarse tierra en los ojos, los partidos son como son, aparte de las cosas que puedan suceder en los tiempos muertos. Es cierto que hay piques, gente que comenta cosas en ocasiones sin razón y parece que sea una falta de respeto al compañero, pero yo quiero hacer otra lectura; para mi, el hecho de que la gente quiera salir es porque no se esconden, porque de verdad creen en sí mismos y creen que pueden aportar, nadie se esconde. Creo que lo que debemos hacer es entrenar nuestros ataques contra diferentes defensas, estar mejor físicamente, y en ataque estático, no parar de movernos, pasar y cortar, no quedarnos parados y a ver si me llega. Hay que trabajar, sentar una base sólida aunque sean cuatro cosas sencillas y saber ponerlas en práctica. Sigo pensando que tenemos un equipo magnífico y que debemos aspirar a todo, pero hay que dejarse los huevos en el campo cada partido y estar concentrados y tranquilos. Fallar 33 tiros libres es como para preocuparse un poquito y si, la táctica del Segorbe es legítima, pero si mi equipo fuera siempre a la destrucción, a no dejar jugar y a convertir los partidos en guerras, preferiría quedarme en mi casa o haberme ido a Villarreal a ver al Barça.

Rockefeler dijo...

He hablado con el Ayuntamiendo y me dejan mantener a los pajaricos dos semanas más, por lo que ya os podéis ir preparando para entrenar en el poli hasta mediados de Noviembre.

Por cierto, a Eudiver me la tiré yo!!