martes, enero 09, 2007

GEIR ROCAFORT: 49 Vs ESPACIOS HABITABLES: 66.

En principio éste parecía un partido fácil, contra un equipo que sólo había cosechado una victoria y el único que habís perdido contras el flojo Museros. Pero algo hacía sospechar que no eran tan malos: contra el Benimaclet sólo perdieron por seis puntos; nosotros por 28. Además, todas sus derrotas no eran muy abultadas. Parece ser que son equipo muy cambiante según los jugadores que vayan a los partidos, y tal vez cuando ven un buen rival alguno se motiva y va a jugar. Su nivel de juego no es para estar donde están en la clasificación, ni mucho menos. Pronto nos dimos cuenta. Nos defendieron muy fuerte, en individual y zona. En el primer cuarto nos ganaban por cuatro, pero ya al inicio del segundo nos pusimos arriba tras un parcial de 1-11, y sin un sólo punto de Paco en ese parcial, que no anotó su primer triple hasta el séptimo intento. Seguramente si Paco hubiera estado más acertado la diferencia hubiese sido mayor o ya habríamos estado delante en el primer cuarto, porque cuando está en cancha se juega la mitad o más de los tiros del equipo. En el tercer cuarto las diferencias disminuyeron hasta los dos puntos. Pero al inicio del último, un nuevo tirón nuestro (2-9) nos puso nueve arriba. Ahí el partido se rompió, pero todavía lo hizo más cuando las reiteradas protestas de los locales, incluida la descalificación de un jugador, provocaron cuatro tiros libres que Paco anotó, seguidos de un triple también suyo, para acabar de sentnciar el partido al situarnos 41-57, a falta de cinco minutos para el final.
Nos pasó un poco como contra el Massamagrell, donde también ganábamos de sólo dos puntos al inicio del último cuarto y acabamos ganando por 25. De todos modos este equipo era mejor, pese a su clasificación. Tenía jugadores rápidos y con experiencia. Su defensa individual nos puso en apuros y evidenció nuestras carencias tácticas. No vamos coordinados y el potencial de muchos jugadores no sale a la luz por esto. Al final, como somos un caos, todo se reduce al "Pacosistema", con la suerte de que las suele meter tarde o temprano, y él parece encantado, aunque los demás nos cuestionemos qué hacemos allí. Si no entrenamos y hablamos sobre el asunto no mejoraremos, pero para eso hay que ir a entrenar. A ver si los que no van, que ya sabemos quienes son, se pasan por el salón algún día, porque en los tiempos muertos no se pueden arreglar las cosas. Por suerte hasta ahora sacamos los partidos adelante por la calidad individual de los jugadores y por la ausencia de ésta en muchos equipos rivales, pero eso no nos valió ni nos valdrá contra un verdadero equipo, con calidad técnica y táctica, como el Benimaclet.
En este partido estábamos todos menos Ximo (trabajo) y J. Salvia (contratura en cuello y trapecio). Los titulares fueron los cinco jugadores que el martes entrenaron: Bernardo: 3 puntos, Luis Lozano: 4, Javi Sellés: 4, Luchy: 6 y Juan Carlos: 11. Luego: Cobos: 6, Agustín: 2, Paco: 27, Ángel: 0 y David: 3.
El domingo que viene no jugamos en Altura, sino en Catarroja, contra el Berenguer Dalmau, a las 12:30. Será un partido defícil seguro. Aquí nos dieron algún problema (63-57) y la hora es muy mala para jugar, y creemos que al aire libre. Este equipo lleva ocho ganados y cinco perdidos. Son quintos.

1 comentario:

Luis M. Lozano dijo...

Hay qye continuar trabajando la táctica, pensando en el importante partido contra el Picken Claret. En ataque, se nos atragantan mucho las defensas individuales y vamos totalmente perdidos. Nuestra calidad nos libra de muchas derrotas, pero tenemos que mejorar el nivel de juego. Hay que ponerse fuertes.